“A propósito de prisas legislativas, a San Lázaro acudirán los enviados de Carlos Urzúa a fin de tirarles línea a los diputados morenistas sobre la inminente reforma a la Ley de Pemex. La reunión está programada para las 4 de la tarde y la tirada es dejar planchados los detalles para que, justo en una semana, Morena presente su contrarreforma energética. Entre otras cosas, la iniciativa busca devolverle a Pemex el carácter de monopolio estatal, restándole atribuciones al Consejo de Administración para dárselas al director en turno”. Lo comentan en “Templo Mayor” de Reforma.. La concentración total en manos del Presidente de éste y de muchísimos asuntos.