“Los programas sociales en México atacarán la pobreza, y será sin duda atinado y procedente. Pero el crecimiento de la economía y una equivocada estrategia de contracción del gasto público pueden traer consecuencias serias para la macroeconomía, que aunque muchos la desprecian, se refleja en la micro de forma inmediata con la inflación, salarios. empleos y, sobre todo, pobre recaudación fiscal. Lograr el equilibrio entre el gasto, los programas sociales y una economía que apunta a la recesión, tendrá en 2019 una ventana de tiempo que no podrá extenderse demasiado”. Lo escribió Leonardo Kourchenko en “El Financiero”.