Lugar:
Fuente:
Reuters/Reforma

El Papa Francisco dijo este sábado que los problemas de la migración nunca se resolverán con barreras físicas, sino que se necesita justicia social y corregir los desequilibrios económicos del mundo.

“El tema de la migración nunca se resolverá levantando barreras, fomentando el miedo a los demás o negando la ayuda a quienes aspiran legítimamente a una vida mejor para ellos y sus familias”, dijo Francisco en la ceremonia de bienvenida en Marruecos.

“También sabemos que la consolidación de la paz verdadera viene a través de la búsqueda de la justicia social, que es indispensable para corregir los desequilibrios económicos y la inestabilidad política que siempre han tenido un papel importante en la generación de conflictos y en la amenaza a toda la humanidad”, agregó el Pontífice.

En los últimos meses, la migración se ha puesto nuevamente al frente de los debates políticos nacionales en varios países del norte de África y de Europa y en Estados Unidos.

Francisco, que comenzó una visita de dos días a Marruecos, respaldó los esfuerzos del Rey marroquí Mohammed VI para difundir una forma moderada del Islam que promueve el diálogo interreligioso y rechaza cualquier forma de terrorismo o violencia en nombre de Dios.

Marruecos se ha convertido en un punto de salida clave para los migrantes africanos que intentan llegar a Europa después de la represión que cerró o limitó las rutas a otros lugares.

Desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, Francisco viajó en un “Papamóvil” mientras el Rey iba su lado en otro vehículo. En un momento dado, un hombre corrió hacia el auto del Rey, pero fue detenido por guardias mientras la caravana continuaba su trayecto.

Foto de EFE