En un primer acercamiento con órganos de representación y organizaciones sociales, la Procuraduría Agraria constató que las comunidades “están por los proyectos de desarrollo y aceptan el Tren Maya”, aseguró Luis Hernández Palacios, titular de la dependencia. En conferencia de prensa, el funcionario precisó que esto no es el resultado de las asambleas ejidales y comunales, sino que es el sentir recogido en conversaciones con las instancias mencionadas, y remarcó que será una consulta indígena la que determine si se acepta el proyecto. La nota es de Carolina Gómez Mena en “La Jornada”.