Lugar:
Fuente:
XEU Noticias / Joel Cruz

El ex dirigente estatal del PRI, Jorge Carvallo Delfín, consideró que es “difícil” que se imponga al nuevo presidente de su partido en el estado de Veracruz.

“Sobre todo porque la militancia es de un padrón de 150 mil y estamos hablando que son los priístas orgullosamente priístas, entonces es muy difícil que alguien de fuera pueda incidir o perfilar”.

Sostuvo que los señalamientos de favoritismo han sido una campaña de “persuasión” pero rechazó que en la disputa interna del tricolor haya “dados cargados”.

Incluso, el también ex diputado federal calificó al proceso como el “más abierto y democrático” de la historia del PRI en los últimos años en el estado de Veracruz.

“Y yo creo que va a ser muy sano para la militancia poder resolver y el poder elegir a quien será su futuro dirigente, yo lo veo positivo”.