El crítico e investigador de cine, Fernando Salcedo, asegura que en la nueva versión de la película “El complot mongol”, su director Sebastián del Amo pone un plus que pocos observan, pues rescata el ambiente citadino de la Ciudad de México en los años cuarenta y cincuenta. Protagonizada por Damiín Alcázar, Bárbari Mori y Roberto Sosa, entre otros actores, narra los hechos que suceden sobre el rumor de que China pretende asesinar en nuestro país al Presidente de Estados Unidos. La cinta muestra el barrio chino tal como existió en la capital del país hace varios años. Es de corte policíaco. La nota es de Paco Morales en “XEU Noticias”.