Ante la presión de las diputadas, la Cámara Baja siempre si aprobó el acceso a la seguridad social de las trabajadora del hogar, con algunos cambios en el dictamen aprobado por el Senado, entre ellos el de eliminar la percepción de no menos de dos salarios mínimos y el que pedía inspeccionar los hogares, porque la privacidad de las familias podría verse invadida. Además el IMSS y la STPS deberán entregar en un año y medio un avance del programa piloto que arrancó el 1 de abril, para afiliar al IMSS a la trabajadoras. Pasa nuevamente al Senado. La nota es de Alejandro Canchola en “El Universal” de Ealy Ortiz.