El gobierno de China aseguró hoy que no debe subestimarse su capacidad y voluntad para defenderse y recalcó que, aunque no desea una guerra comercial, “no está asustado” y “luchará hasta el final”. Esa fue la respuesta del Ministro de Relaciones de China, Geng Shuang, a la última medida proteccionista adoptada por el gobierno de Donald Trump: la imposición de aranceles a bienes importados de Estados Unidos, por valor de 60 mil millones de dólares. La información es de EFE y la publica “Excelsior”. Foto de “Reuters”.