El Senado aprobó en lo general y en lo particular, por unanimidad, reformas que otorgan derechos a las trabajadoras domésticas. Entre lo aprobado se encuentra la jornada máxima de ocho horas, descanso semanal, vacaciones pagadas, un pago de al menos dos salarios mínimos y cobertura de seguridad social. Se remitió al ejecutivo para efectos constitucionales. La nota es de Mayolo López en “Reforma”. Foto de Israel Rosas.