Nos cuentan que la apuesta del presidente nacional del PAN, Marko Cortés, es que los indecisos sean su tablita de salvación en los procesos electorales del 2 de junio, tanto en Baja California como en Puebla. La mala noticia es que, según todos los datos, es más fácil que don Marko le pegue al Melate que ganar la apuesta de los indecisos. Lo comentan en “Bajo Reserva” de El Universal de Ealy Ortiz.. Lo más probable es que Morena llegue a tener siete gobernadores en el país.