Allá por 1914, en Xalapa ya circulaban varios periódicos. Entre los más conocidos: “El Gato Negro”, “La Broma”, El Liberal” y “El Oriente”. Lo comenta Martín Cerón Cortés en su “Monografía de Xalapa”, señalando además que en ese año, en agosto,, la renuncia de Victoriano Huerta trajo de vuelta la sede de los poderes estatales a Xalapa. Agrega: “tal parecía que la desaparición del dictador, el triunfo de Venustiano Carranza y el final de la invasión  norteamericana prometían paz y tranquilidad para la región; sin embargo los efectos de la lucha revolucionaria se hicieron sentir en la población”. Foto de “Historia breve de México”