El diputado federal Ernesto Ruffo Appel fue el primer político en este país que ganó una gubernatura abanderado por un partido distinto al PRI. Fue candidato por el PAN y ganó en el estado de Baja California en 1989. Desde ese tiempo, y durante 20 años, el blanquiazul gobernó esa entidad. Pero en la elección reciente la perdió a manos de Morena, y Ruffo anda tan molesto por ello que ya está pidiendo “la cabeza” del dirigente nacional, Marko Cortés. Con información de “Confidencial” de El financiero.