la Junta de Gobierno del banco de México dejó este jueves sin cambio la tasa de interés interbancaria a un día en 8.25%, por cuarta ocasión en el año, en una decisión tomada por mayoría donde uno de los cinco miembros pidió un recorte de 25 puntos base. “Esta decisión se obtuvo “tomando en  cuenta los retos que se enfrentan para consolidar la inflación baja y estable, así como los riesgos a que está sujeta la formación de precios y las condiciones de holgura en la economía”, señakaron .La nota es de Yolanda Morales en “El Economista”.