El todavía presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, ayer presentó, en conferencia de prensa, un detallado informe de los logros alcanzados en el primer año de actividades. En los corrillos del recinto senatorial fue interpretado como un informe de despedida, luego de que el presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal, expresó públicamente que no apoya a Batres para sea reelecto en la Mesa directiva. Se sabe que quiere que sea una mujer. Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero. Foto de “Red política”.