El escritor y cronista Armando Ramírez, narrador de personajes y anécdotas de los barrios de la Ciudad de México, principalmente de Tepito, su lugar natal, es velado en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia. “Lo más importante en esta vida es saber cuál tu pasión. la suya era su ciudad. Adoraba escribir, adoraba el Centro Histórico. Me quedo con el maestro de mi vida”, dijo Ximena, hija mayor de Armando. “La enseñanza que mi padre deja es: “esfórzate, trabaja fuerte, enamórate de tu trabajo, lo demás vendrá solito. Lo más probable es que seguirá contando historias”, expresó su hijo Armando. La nota es de “Reforma”. Foto del INBA.