En Mexicali, manifestantes tomaron las instalaciones del Congreso y colocaron un letrero dirigido a los diputados: “están despedidos”. Además, cerraron con candados los accesos principales al recinto legislativo. En Tijuana, un grupo llegó a las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos para presentar una queja por la ampliación del periodo gubernamental de 2 a 5 años. La nota es de Erik Macías en “El Financiero”.