Lugar:
Fuente:
Agencia México

Erik Rubín confesó que actualmente vive una situación muy difícil junto a su famosa esposa Andrea Legarreta después del tiroteo que se suscitó en la Ciudad de México hace una semana en la Plaza Artz.

Debido a que la pareja decidió colocar uno de sus gimnasios en ese inmueble, es que ahora padecen las consecuencias, pues la gente ha dejado de visitar el lugar tras los asesinatos perpetrados el pasado 24 de julio.

En entrevista con un diario en México, el cantante reveló: “las personas que asisten al gimnasio no han asistido en estos días por cuestión de inseguridad, quieras o no siempre te cuestionas si volvería suceder. La plaza es un lugar seguro y está ajena de ese tipo de cosas a este lugar vienen mis hijas, mis amigos y es un lugar completamente tranquilo, el problema está en la inseguridad. y aunque tú no seas parte de ello, te toca y te afecta, y a nosotros sí nos afectó”.

Posteriormente, el esposo de Legarreta aseguró que a pesar de esta situación por ahora su familia continuará viviendo en la Ciudad de México.

“No pienso irme porque esta es mi ciudad y es mi país, pero si estoy cansado de todo lo que sucede, de ver que no avanzamos; hace unos días me quitaron los faros de mi camioneta y enfrente de ella estaba una patrulla, los policías nunca se dieron cuenta que los ladrones estaban descuartizando mi camioneta”, concluyó.