La medición del PIB en los primeros seis meses del 2019 resultó en un estancamiento con un mínimo avance de apenas. 0.3 por ciento respecto al periodo comparable de 2018, de acuerdo con cifras reportadas ayer por el INEGI, Este fue su desempeño más débil para cualquier semestre de un año desde 2009 , cuando el país se vio arrastrado por una crisis financiera global, y retrocedió al 6 por ciento. La nota es de Sergio Lozano en”Reforma”.