Mediante un comunicado, la Coordinación de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa informa que “el Emmo. Cardenal Sergio Obeso Rivera sigue estando delicado de salud, no en agonía ni desahuiciado o sufriendo intensos dolores como falsamente se ha manejado en algunos mensajes. El Cardenal está siendo tartado con los cuidados médicos adecuados y asistencia espiritual”.