Con un millón 603 mil votos, el PRI declaró a Alejandro Moreno ganador de la contienda interna por la dirigencia nacional del tricolor. Sin embargo, se sabe que Ivonne Ortega se apresta a impugnar. De acuerdo a “Rozones” de “La Razón” ella considera que la elección no fue transparente y buscará que sea anulada. Dijo que seguirá en el PRI y que no trabajará al lado de “Alito”.