El mundo de la ópera se cimbró tras una renuncia colectiva por acoso sexual en contra de una de sus leyendas vivas, Plácido Domingo. Ocho cantantes y una bailarina señalaron al supeastro español de presionarlas para tener relaciones sexuales prometiéndoles empleos y, en algunos casos, de tomar represalias contras las carreras de aquellas que rechazaron sus acusaciones. Los incidentes ocurrieron a lo largo de décadas. El cantante respondió, a través de un comunicado, que él creía que todas esas relaciones eran “bienvenidas y consensuadas”. En Filadelfia y San Francisco ya le cancelaron dos presentaciones que tenía este año. Foto de AP.