En 1965, en la Facultad de Comercio de la UV, antes de entrar a la clase de las 7 de la mañana, él y yo ya estábamos jugando volados con el señor que vendía las gelatinas. Ya no lo vamos a poder hacer para ganar otras cosas, porque desafortunadamente esta mañana falleció en Xalapa, víctima de in infarto. Hassan Hosman, “El Turco”- así nos decíamos- ya no estará físicamente junto a su esposa Irma Flores, ni a sus hijos Faride, Sharife y Hassan, ni sus demás familiares y amistades. Nuestras condolencias para todos ellos, deseando pronta resignación. Descanse en paz el querido Hassan. Foto de Facebook, recuerdo de una reunión familiar anterior.