Policías y manifestantes chocaron en Hong Kong este domingo por segundo día consecutivo, tras una marcha prodemocracia. Mientras una multitud marchaba en un parque cercano, otro grupo de manifestantes se apoderó de una avenida principal, construyendo barricadas con barreras y conos de tráfico. La policía usó gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. Los manifestantes respondieron tirando ladrillos y otros objetos hacia los agentes. La información es de AP y la publica “Reforma”.