“El mensaje más claro y contundente que salió ayer de Palacio Nacional es la confirmación de que Andrés Manuel López Obrador, congruente y firme hasta la necedad en sus convicciones, seguirá conduciéndose en la ruta que él ha trazado para la “Transformación” del país, con proyectos, acciones, programas, cambios y decisiones, que aunque no tengan siempre total respaldo ni en la técnica ni en la economía y a veces tampoco en la realidad, seguirán adelante porque son su visión personal de lo que México necesita”. Lo escribe Salvador García Soto en “El Universal”.