Juchitán, Oaxaca, ha perdido a su más ilustre volador de papalotes y México a uno de sus pintores más queridos y decididamente suyos. Retratista de sapos, murciélagos, conejos e iguanas, narrador pictórico de fábulas terrosas, tan oaxaqueñas como universales, zapoteco del mundo, fundador de escuelas para los artistas jóvenes, y defensor aguerrido del maíz y de los montes, Francisco Toledo falleció ayer, a los 79 años de edad, a causa de un cáncer. La nota es de Francisco Morales en “Reforma”. Descanse en paz un destacado pintor y activista social.