“Si bien es cosa de todos los años ver movilizaciones esta época del año para presionar por una tajada del Presupuesto, en este caso llaman la atención dos cosas:la virulencia de los maestros del CNTE para impedir el trabajo legislativo y, por otro lado, la docilidad con la que Mario Delgado y su bancada entregaron la plaza. Además, la autoridades de la CDMX brillaron por su ausencia alrededor del Palacio legislativo y, curiosamente, Tatiana Clouthier aprovechó el conflicto para cuestionar la capacidad de la presidente Laura Rojas. Demasiadas coincidencias. Bien raro”. Lo escriben en “Templo Mayor” de Reforma”… Esta permisividad del Gobierno y de Morena al CNTE no les abona nada a una buena imagen.