“Digan que estoy bien, como pueden constatar. Estoy consciente de porqué estoy preso. No ignoro la cantidad de juicios que hay contra mi. Soy inocente. Yo estoy preparado para tener paciencia. No voy a abdicar. Conozco mi rol y mi responsabilidad ante el pueblo brasileño. Estoy preso pero me quejo. Me siento más libre que millones de brasileños que no comen, no trabajan, no tienen vivienda, parece que están libres, pero están presos de su condición social, de la que no pueden salir”.. A Luiz Inácio Lula da Silva lo entrevistó Ignacio Ramonet y lo publica “La Jornada”.