“Un periodista es un ser político, pero ello no significa que deba hacer política. La militancia lleva implícito el aliarse con una parte beligerante; el partidismo anula el equilibrio y el balance en las técnicas de reportear y de redactar; los prejuicios quitan claridad a los juicios. Todo eso combinado le resta credibilidad al trabajo de un periodista. Credibilidad es lo más de difícil de construir, y lo más fácil de perder”, afirma Raymundo Riva Palacio. Lo subió Sergio Villa a su página de Facebook… Estamos de acuerdo.