En la última década, México aceleró su dependencia de gas natural, principalmente de EU. Al mismo tiempo, redujo drásticamente la reducción de ese combustible  En 2009, nuestro país importaba un promedio de 900 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, según datos de la Secretaría de Energía. Este año ese volumen se disparó a 5 mil 411 mdp, 501 por ciento más. La dependencia del combustible importado pasó de representar 5.5 por ciento a 67.5 por ciento del consumo actual de gas natural. La nota es de Karla Omaña en “Reforma”.