“En el mediano y largpo plazos, un agravamiento del conflicto comercial entre EU y China. ofrece oportunidades a la empresas establecida en México para tener una mayor presencia en el mercado latinoamericano. En el corto plazo, sin embargo, tendría un efecto negativo. El ambiente internacional está muy complicado, por lo que se requiere que más pronto que tarde se manden señales positivas para la inversión en “México”. Lo comenta Enrique Quintana, director de “El Financiero”.