Un viejito asmático sube con problemas 5 pisos, llama a la puerta, le abre y dice: – Doctor, tengo mucha asma ¿Qué me recomienda? – Fácil, no fume, no beba, descanse y cómprese unos lentes. -Y, ¿qué tienen que ver los lentes con el asma? -Son para que encuentre el departamento del doctor, que está abajo, yo soy albañil. Lo publican en “Auge de Vida”. Foto de “Mendoza post”.