“El partido es mio”, espetó Elba Esther Gordillo a Juan Iván Peña Neder luego de que ella le reclamó por vejar a su esposa, Lisset Clavel, diputada del PT en el Congreso de la Ciudad de México. El representante legal de la Redes Sociales Progresistas se quedó callado en ese momento, pero después emitió una carta en la que advirtió que seguirá al frente de la asociación civil para convertirla en partido político, sin la ex-líder del SNTE. Lo escribe José Gil Olmos en la revista “Proceso”. Foto de Wikipedia.