Decirle “puto” y “maricones” al silbante Marco Antonio Ortiz Nava y su cuerpo arbitral, le costó tres partidos de suspensión a Miguel Herrera, director técnico del América. Muchos esperaban que fueran cinco. “El Piojo” se perderá los partidos contra Necaxa, Puebla y San Luis. La información es de “Reforma”.