México cayó dos posiciones, de la 46 a la 48, en el Indice de Competitividad Global 2019, difundido ayer por el Foro económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). En esta clasificación, México mejoró su desempeño en 0.3 puntos, sin embargo su descenso obedeció a que otros países mejoraron a un ritmo más rápido. “La incertidumbre y las tensiones comerciales de la política internacional de EU constituyen un obstáculo que impide el desarrollo socioeconómico de México e inducen a los empresarios a invertir menos.”, dice el reporte de WEF. Lo comenta Roberto Morales en “El Economista”. Foto de “Expansión”.