Lugar:
Fuente:
Reforma/Mayolo López

Senadores exigieron una disculpa pública al Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, tras expresar que “recibieron un castigo de Dios” quienes le quitaron la victoria en 2018, cuando ganó la fallecida Martha Érika Alonso.

“El Senado no puede omitir las declaraciones, decir que fue un castigo de Dios, lo menos a lo que nos puede llamar es a indignarnos y a nombre de MC queremos condenar esas expresiones e invito a que así nos pronunciemos todos”, dijo Juan Zepeda.

Para Martí Batres, de Morena, no hubo sensibilidad y las declaraciones no fueron afortunadas.

“Lo más importante es que se investigue si fue accidente o un atentado”, señaló la panista Xóchitl Gálvez.

El legislador Mario Zamora Gastélum, del PRI, demandó que el Gobernador pida una disculpa pública a deudos.

“Es el colmo”, reprochó.

Nancy de la Sierra, del PT, expresó que la fatalidad de un accidente no es obra de Dios.

“Estamos esperando un informe, por eso solicitamos al Gobernador se retracte, pida una disculpa y se conduzca con prudencia, esta sociedad no necesita más polarización”, demandó.

Manuel Añorve, del PRI, también expresó la inconformidad de la bancada por esas expresiones y por la cercanía de amistad con Rafael Moreno Valle, quien también murió con Alonso en un accidente aéreo.

“Yo pediría que la Mesa Directiva asuma el planteamiento para el extrañamiento hacia el Gobernador, pero debemos considerar que se retracte, lastima a la familia de Moreno Valle”, dijo.