Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública, informó que elementos de seguridad nacional, realizando un patrullaje, fueron agredidos desde una casa del Fraccionamiento Tres Ríos, en Culiacán, y ahí ellos detuvieron a un hijo del”Chapo” Guzmán, lo que desató una serie de balaceras e incendio de autos en la ciudad, ocasionando pánico entre los habitantes. Al verse rodeados en la casa citada por una fuerza mayor de integrantes del grupo armado contrario, tuvieron que liberar al hijo para, se dijo, evitar la pérdida de más vidas de integrantes de la sociedad civil. Aunque el Presidente hoy aclaró que fue un operativo para su detención. Se habla de 9 muertos, unos de ellos policía. Fuerzas de seguridad nacional y el Gobernador de Sinaloa están reunidos este vienes para analizar acciones. Fueron suspendidos el juego de futbol, anoche, y hoy las clases. Con información de “Reforma”.