Lugar:
Fuente:
El Financiero / Eduardo Ortega

El Pleno del Senado de la República aprobó este martes, en lo general y en lo particular, las reformas en las disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

El dictamen obtuvo en lo general 115 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones. Asimismo, en lo particular, 80 legisladores votaron a favor, 28 en contra y cuatro abstenciones. Este dictamen pasa al Ejecutivo para su publicación.

Durante la discusión, los senadores no admitieron cambios en lo particular.

Con dichas reformas se busca que los consumidores tomen decisiones informadas respecto a su alimentación, con lo que se reduciría las brechas en el acceso a la información, al poder comparar entre productos alimenticios.

La minuta fue aprobada el 1 de octubre en la Cámara de Diputados.

Algunos de los cambios a la Ley General de Salud en esta materia son los siguientes:

Ahora, cualquier alimento o producto alimenticio deberá ser rotulado mediante un etiquetado de advertencia con la o las características nutricionales en las que el producto supera el valor establecido. Estos contendrán un símbolo octagonal de fondo color negro y borde blanco con el texto: “Alto en” seguido de la característica a destacar, como grasas saturadas, sodio, azúcares, etcétera.

En el caso de alimentos y bebidas endulzantes o azucaradas, estas deberán tener un etiquetado con la leyenda: “El consumo excesivo de alimentos o bebidas endulzantes o azucaradas aumenta el riesgo de enfermedades graves como diabetes, obesidad, cáncer, enfermedades cardiovasculares, mala salud bucal, entre otras, afectando severamente la salud o provocando la muerte de las personas sin importar edad o género”.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Salud, Miguel Ángel Navarro, el dictamen incluye una modificación para que el derecho a la proyección de la salud tenga entre sus finalidades la prevención de las enfermedades.

Además, agregó, en materia de higiene escolar, corresponderá a las autoridades sanitarias establecer acciones que promuevan una alimentación nutritiva y la realización de actividades físicas.

“En este dictamen de la minuta de la Cámara de Diputados es solo un inicio, pero no es un fin. En ello somos conscientes y responsables, tenemos que insistir en una conducta no solamente educativa sino alimentaria conforme a una nueva cultura a niñas, niños, adolescentes y adultos”, dijo.