Lugar:
Fuente:
Reforma

Gilda Margarita Austin y Solís, madre del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, fue vinculada a proceso por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

En audiencia en el Reclusorio Norte, la defensa solicitó el arraigo domiciliario, lo cual fue aceptado por ambas partes.

En la audiencia se está discutiendo si le ponen brazalete.

El Ministerio Público Federal exhibió como principal prueba la apertura de una cuenta en 2009 para recibir depósitos de altas sumas de dinero desde una cuenta que presuntamente está ligada a los sobornos de Odebrecht.

Esa cuenta, de la que fue también copropietario Lozoya, según la acusación, sumó siete depósitos entre noviembre de 2010 a junio de 2015, cantidades que no coincidían con las actividades de maestra particular de Austin.

El primero de los depósitos se registró en noviembre de 2010 cuando le fueron transferidos 5 millones de pesos desde Suiza a nombre de Tochos Holding, administrada por TMF Services S.A.

La empresa Lobnek, en Ginebra, fue la encargada de realizar dicho pago.

El 26 de noviembre de 2012 le fueron depositados 2.4 millones (185 mil dólares al tipo de cambio de la época). El pago salió de la cuenta de Tochos Holding Limited bajo el concepto de “pago de impuestos y abogados”.

Patrick Herman, director Ejecutivo del Banco UBS SA, confirmó el pago, se indicó.

El Ministerio Público informó que los primeros sobornos a Lozoya se dieron cuando era coordinador internacional de la campaña de Enrique Peña, con “una gran posibilidad de que su partido ganara” y con ello beneficiar a la empresa Odebrecht con el otorgamiento de contratos en materia de obra.