PATRIMONIO
Seis claves para manejar con éxito tus finanzas personales (I)
Joan Lanzagorta

Me he dado cuenta de que el principal problema que enfrentan las personas es no tener claras sus metas financieras

El manejo exitoso de nuestras finanzas personales y familiares puede ser muy sencillo o muy complicado. Eso depende de nosotros. Aunque no hay una fórmula mágica, sí existen métodos que nos ayudan a construir una mejor situación financiera. De eso trata la columna de hoy, de ofrecer seis claves que, desde mi punto de vista, son fundamentales para lograr que nuestras preocupaciones disminuyan, las deudas bajen y podamos empezar a construir un patrimonio.

1. Ten claras tus metas financieras. Muchas personas se van directo a otras estrategias, como el presupuesto, sin ponerse a pensar cuáles son las cosas que verdaderamente quieren lograr con su dinero. Otros simplemente se confunden y ponen metas de corto plazo (usualmente posesiones) que no necesariamente reflejan sus valores.

En las distintas asesorías en finanzas personales que he podido dar a lo largo de los años, me he dado cuenta de que el principal problema que enfrentan las personas es no tener claras sus metas financieras.

¿Has pensado en cuáles son tus prioridades? Por ejemplo, tu retiro, tu salud, la educación de tus hijos o quizá poder hacer el viaje de tus sueños. Pueden ser otras como, por ejemplo cambiarte de ciudad o poner un negocio.

Lo importante es que pienses en tus metas, en lo que quieres lograr. Una vez que las escribas, tendrás que priorizar, porque no podrás hacerlas todas al mismo tiempo (quizá tengas que ahorrar primero para unas, luego para otras). Pero hazlo según su importancia y no el tiempo en que las quieras alcanzar. Mucha gente comete el error de posponer su retiro para más tarde y no conozco a nadie que no se haya arrepentido de no empezar antes.

2. Esboza tu camino. Un plan financiero —lo he dicho ya muchas veces— no es más que trazar una ruta que te lleve a lograr tus metas, paso a paso.

Digamos que hoy tienes deudas, no cuentas con un colchón para emergencias, quieres comprar una casa y ahorrar para tu retiro. Todas estas son metas válidas, pero no se pueden atacar al mismo tiempo: hay que tener un orden, una estrategia. Esto es clave.

Podrías, por ejemplo, empezar con un pequeño colchón que te dé un poco de estabilidad. Una vez que lo tengas, puedes emplear una estrategia para salir de deudas con tarjetas de crédito. Cada vez que termines de pagar una, tendrás más dinero disponible (porque ya eliminaste un compromiso), que podrás destinar a la siguiente. Así hasta terminar.

Luego puedes trabajar en incrementar tu fondo de emergencias y empezar el ahorro para tu retiro, aunque sea en una cantidad pequeña. Cuando tengas el fondo de emergencias completo, puedes empezar a construir un ahorro para comprar tu casa.

La idea es que dejes de tomar decisiones financieras improvisadas o basadas en el miedo. Que sepas leer los instrumentos y tomes el timón del barco para llevarlo a donde quieres llegar.

3. Haz un plan de gastos y síguelo. Un plan de gastos implica decirle a nuestro dinero qué es lo que queremos que haga por nosotros. Implica tomar el control, porque si no lo hacemos el dinero nos terminará controlando.

Esto significa que cada vez que recibamos un ingreso, nos tenemos que sentar para definir en qué nos lo vamos a gastar. Como es limitado, esto nos obliga a priorizar: tanto para pagar mis deudas, tanto para la renta, tanto para alimentos, esto otro para diversiones, etcétera.

Un buen presupuesto debe incluir además una parte para aquellos gastos que no ocurren cada mes, pero que ya sabemos que se presentan, para que no nos tomen por sorpresa. Por ejemplo, llevar el coche a su servicio cada seis meses.

Finalmente, tenemos que entender que lo que hayamos definido no está escrito en piedra. Si el recibo de la luz llega más alto de lo que habíamos presupuestado, en ese momento tenemos que hacer ajustes: sacar de otra categoría para que tengamos suficiente para pagar el recibo de luz, sin que esto nos desequilibre.

Si empezamos a hacer esto, en poco tiempo tomaremos un verdadero control de nuestro dinero. En la segunda parte hablaré de otras tres claves para manejar con éxito nuestras finanzas personales.

Te invito a visitar mi página: http://www.planeatusfinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Twitter: @planea_finanzas

[email protected]

Tomado de El Economista.