Cómo han cambiado las cosas. Cuando nosotros eramos niños, le teníamos respeto y hasta temor a nuestros padres, y nuestra madre se dedicaba a labores del hogar y era muy abnegada. En los últimos tiempos, los hijos ya no muestran el respeto de antes por sus padres y muchas de las esposas mandan al marido. Foto de “Periódico el cinco” ¡Feliz Dia del Mandilón!