Actualmente en del país existe un atractivo catálogo de localidades que mantienen su herencia histórica y cultural que vale la pena visitar. ¿Se te antoja caminar por calles tan empinadas como empedradas a la vez que compras plata? Taxco, en Guerrero, puede ser tu opción. Silo tuyo son las actividades de aventura, deberías organizar un viaje a Creel en Chihuahua, o Villa de Santiago en Nuevo León. Los amantes del mar hayan en Sayulita el maridaje perfecto para saborear el encanto de una población bañada por el Pacífico. El colorido de Izamal, en Yucatán, enamoran a quienes caminan por sus calles y degustan la deliciosa gastronomía yucateca. La información es de “Reforma”.