“Cuando en una reunión reciente el politólogo del CIDE José Antonio Aguilar preguntó a Adam Przeworski por el baluarte democrático que habría que defender por encima de cualquier otro, el académico polaco respondió de inmediato: el órgano electoral. Y pensando concretamente en México, precisó el INE. “Si le meten mano a ese árbitro, habrá que ser muy pesimistas sobre el futuro democrático de México”. señaló. Lo publica Jesús Silva-Herzog Márquez en “Reforma”.