Lugar:
Fuente:
El Financiero / Zenyazen Flores

Las comisiones unidas de Trabajo y Previsión Social, y de Estudios Legislativos, Segunda, del Senado de la República, dieron ‘luz verde’ este martes a un dictamen que busca eliminar el outsourcing ilegal mediante el cual se evaden más de 500 mil millones de pesos.

Durante la discusión de las comisiones estuvieron ausentes miembros de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano (MC) y Revolución Democrática (PRD).

La reforma, que ha sido promovida por el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Esta tiene el objetivo de diferenciar el outsourcing ilegal de aquellos servicios lícitos que la ley permite, lograr la tutela efectiva de los derechos laborales de los trabajadores y evitar que los empleadores utilicen medios de simulación de contratos distintos al laboral o la denominación diferente para luego negar la existencia de una relación laboral y sustraerse de la obligaciones legales.

Los senadores Gómez Urrutia y Germán Martínez coinciden en que “por supuesto que criminalizamos a quienes subcontratan ilegalmente”, ya que se simulan salarios ante en Seguro Social en prejuicio de los trabajadores, por lo que rechazaron que sea una iniciativa desproporcionada.

El dictamen aprobado en comisiones hizo adiciones al Artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo “en el que se prevén los delitos de defraudación a los regímenes de seguridad social, así como su equiparable, por lo que se sugiere añadir la referencia a los artículos 308 y 310 de la Ley de Seguridad Social”.

Los artículos 308 y 310 de la Ley del Seguro Social establecen que el delito de defraudación a los regímenes del seguro social será penalizado.

Asimismo, se reforma el Artículo 15-D ,“donde se habla de que únicamente se podrán hacer a contratistas inspecciones preventivas”, y se habla de que también “se podrán hacer inspecciones a empresas contratantes”.

Con la reforma, que pasará al Pleno para su votación, se busca dar respuesta a los vacíos jurídicos que genera la indefinición del outsourcing ilegal provocando traición a las leyes laborales, de seguridad social y de carácter fiscal, lo que genera afectaciones económicas y de carácter social.

“La principal corrupción es el outsourcing ilegal,la subestimación de cuotas obrero patronales del trabajador. Ahí hay una sangría importante para el IMSS y hay una corrupción rampante, porque se estiman las cuotas obrero patronales para burlar el pago de las cuotas en el IMSS, en detrimento del trabajador que cree que está ahorrando para su pensión, el sueldo que le pagan, cuando en el IMSS subestiman su cuota. Eso es parte de lo que ataca esta iniciativa”, explicó el senador de Morena, Germán Martínez.

Para el presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia, este tipo de contratación es un “fraude” y un “crimen” que se está cometiendo en contra del país.

“Si nos vamos a la evasión fiscal, estamos hablado de más de 500 mil millones de pesos, un problema nacional, verdaderamente un cáncer de la sociedad que unos cuantos grupos lo han destruido y lo han acaparado en su favor”, agregó el líder sindical de los trabajadores mineros.

Con información de Zenyazen Flores.