El que cada día cambia su discurso sobre los agregados laborales que quiere Estados Unidos en el T-EC es Jesús Seade. Subsecretario para América del Norte. Ahora dijo que son un abuso y una muestra de desconfianza pero 90% inofensivos. y señaló que su función “no está clara”, pero que jamás se les aceptará pues se trata, en realidad, de inspectores disfrazados, que “la ley mexicana prohibe”. Seade dijo que la propuesta a su Congreso de parte de Donald Trump es un mensaje a los “duros” de ese país. Con información de Adyr Corral en “Milenio” y de “Reforma”.