Para que el Senado de Estados Unidos apruebe la destitución de Donald Trump como Presidente, de un total de 100 legisladores de los cuales 53 son republicanos, se requiere que los demócratas consigan que 20 republicanos cambien su posición, de manera que puedan lograr la mayoría calificada necesaria. Muy difícil de ocurrir. Con información de “El Universal” de Ealy Ortiz.