El Papa Francisco defendió este sábado la implementación de sus reformas y abrogó por la necesidad de cambiar la mentalidad pastoral en la iglesia, al mismo tiempo que alertó sobre los peligros que conlleva la “rigidez”. En su mensaje navideño, el Pontífice agregó: “La Iglesia se ha quedado doscientos años atrás. ¿Por qué no se sacude? ¿Tenemos miedo?  Sin embargo, el cimiento de la iglesia es la fe”. La información es de EFE y la publica “Reforma”.