1″La vida no es un ensayo, aunque tratemos varias cosas; no es un cuento, aunque inventemos muchas cosas; no es un poema, aunque soñemos mucha cosas. El ensayo del cuento del poema de la vida es un movimiento perpetuo, eso es, un movimiento perpetuo”. 2) “El humanismo es el realismo llevado a sus últimas consecuencias. Excepto mucha literatura humorística, todo lo que hace el hombre es risible o humorístico. En las guerras deja de serlo porque durante éstas, el hombre deja de serlo”.  Lo primero lo escribió el escrito hondureño Agustín Monterroso en su libro “Movimiento perpetuo” (1972). La nota es de “Proceso”. Foto de “Enciclopedia de la Literatura”.