El impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobrará en la gasolina y diésel en del 2020 tendrá un ligero efecto sobre la inflación, pero se mantendrá dentro del objetivo del Banco de México de 3%+/-,  coincidieron especialistas financieros.  Consideraron que también habrá que considerar los precios internacionales del petróleo y el tipo de cambio. Estiman que la inflación quedará abajo del 4%, muy probablemente en 3.5% durante el año próximo.  La nota es de Elizabeth Albarrán en “El Economista”.