En Boca del Río, en el bulevar costero, muchas personas con la tradición  de ver el amanecer del primer día del año, pero  nunca asomó el sol que, tímido, se escondió entre la bruma clásica de estos tiempos de los frentes fríos que son parte de la temporada invernal que se relaja siempre con del calor humano y una copa de vino para celebrar hasta que el cuerpo aguante, mientras otros ya disfrutaban del recalentado en el seno del hogar con la familia. Lo escribe Raúl López Gómez en su “Cosmovisión”.  Foto de “AVC Noticias”