El Gobierno iraní anunció este domingo que deja de cumplir con las limitaciones impuestas a su programa atómico por el acuerdo nuclear de 2015, aunque continuará operando con la OEA:. “La república islámica ya no adoptará ninguna restricción práctica, incluyendo el nivel y pureza de enriquecimiento de uranio, la masa de los materiales enriquecidos o las actividades de investigación y desarrollo”, señaló en un comunicado. La información es de EFE y la publica “Reforma”.